Menu

FALLECE ÁLVARO RODRÍGUEZ LÍDER Y VISIONARIO DE LA OFTALMOLOGÍA

 

Falleció uno de los más importantes profesionales de la visión dedicado a investigar y promover el crecimiento de la oftalmología. Desde Colombia el oftalmólogo Doctor Álvaro Rodríguez González, fundador de la Fundación Oftalmológica Nacional FON deja su legado al gremio lleno de muchos aciertos en esta área.

Álvaro Rodríguez González nació el 15 de noviembre de 1924 en Bogotá dentro de una familia de hoteleros. Su niñez y juventud trascurrió entre enseñanzas y libros dentro del Colegio Mayor Nuestra Señora del Rosario donde vivió interno y estudió durante su primaria y bachillerato. De joven le gustaba ver y practicar deportes, perteneció a las ligas menores del Club Independiente Santa Fe, del cual fue hincha toda la vida.

Sin embargo, las ciencias le llamaron siempre la atención por lo que en 1943 estudió medicina en la Universidad Nacional de Colombia, realizó un internado en órganos de los sentidos y su tesis fue acerca de enfermedades de la retina. En 1952 hizo una especialización en el Institute Of Ophtalmology Moorfields Hospital de Londres. En 1955 hizo una supraespecialización en enfermedades de la retina en Harvard University Massachusetts Eye And Ear Infirmary Retina Foundat. Pero fue en 1957 cuando regresó a Colombia para fundar en 1976 la FON y 1979 había iniciado completamente el programa de residencia en oftalmología en la FON que en la actualidad tiene más de 125 graduados de oftalmología en varias supra especialidades. Fue pionero en desarrollar programas de residencia en especialidades de medicina en el Hospital Militar donde trabajó hasta 1981 cuando se pensionó.

Algunos de sus reconocimientos fueron: Miembro Honorario de la Academia Nacional de Medicina, en octubre de 2013; Mención de honor de la Clínica Colsanitas y la Fundación Universitaria Sanitas a 30 Años de prestación de servicios de salud en noviembre de 2010.

Su pasión fue “estudiar y enseñar” así lo reconocen sus colegas y estudiantes, también comentan que los hacía sentir como parte de su familia por lo que se preocupaba por ellos, no solo por la formación académica en cuanto al conocimiento científico, sino también por su formación personal en el área familiar, espiritual, social y hasta sentimental. “Él siempre estaba dispuesto a compartir el conocimiento que iba experimentando” afirma uno de ellos. Por otra parte sus familiares lo recuerdan como una persona integral.

Uno de sus hijos expresa que Alvaro Rodríguez definía a la oftalmología como su mayor pasatiempo, por este motivo trabajo hasta el último día en ella. Aunque de adulto también practicó golf y tuvo participaciones destacadas en los campeonatos médicos en los que participó. Igualmente le gustaba la lectura, en temas de oftalmología, tenía pasión por la historia y el arte, le gustaba conocer resultados de futbol, béisbol y futbol americano.

La FON fue su sueño más grande, a través de esta institución con 40 años de existencia quería que las personas de bajos recursos pudieran acceder a procedimientos y tratamientos oftalmológicos con alta tecnologia. Motivaba la formación continua de los profesionales a través de la realización y presentación de trabajos e investigaciones en congresos, siempre fue una persona muy inquieta en el tema investigativo por lo que durante toda su vida publicó más de 500 trabajos en campos como retina, vítreo, glaucoma, rehabilitación visual, promoción y prevención. 

Entre sus muchas publicaciones se encuentra el libro “La visión de un sueño” publicado en 2009 en el que cuenta aspectos sobre la formación y desarrollo de la FON y cuenta uno de sus hijos que una meta que no pudo cumplir fue la publicación de un libro sobre sus anécdotas en el campo de la oftalmología.

A portas de cumplir 93 años deja un gran vació en sus cuatro hijos Francisco Rodríguez oftalmólogo y director científico de la FON, Helena María Rodríguez comunicadora social, Alvaro Rodríguez administrador de empresas internacionales y Juan Pablo Rodríguez médico y administrador de empresas. Igualmente en sus 7 nietos, Cesar Andrés, Cristina, Juan Tomás, Pedro, Santiago, Paula y Carolina.

A él siempre se le veía sonriente en los pasillos de los congresos a los que iba, atento a las conferencias, cuestionado a los conferencistas, siempre sonriente acompañado de sus alumnos y colegas que no perdían la oportunidad para tomarse una foto con él, preguntarle o invitarlo. En su caminar lento mostraba su sabiduría y en su hablar pausado transmitía con gran acierto sus conocimientos a todos.

En la madrugada del 13 de noviembre en la capital colombiana fallece el Doctor Álvaro Rodríguez González. El viernes 17 de noviembre a la 1:00 de la tarde en el Gimnasio Moderno ubicado en Bogotá se oficiará una eucaristía en acción de gracias por su vida.

Grupo Franja hacer llegar sus condolencias a familiares y amigos, paz en su tumba.