Menu

Gabriel Oliveros Abrajim M.D.

 

Desde que se introdujo por primera vez el concepto de facoemulsificación en 1967, ha tenido una evolución constante hasta la última generación de máquinas con sistemas avanzados que permiten muchas opciones de energía de ultrasonido, control de fluidos y estabilidad de la cámara. Unido a este progreso está el desarrollo de lentes multifocales que proporcionan un completo rango de visión a todas las distancias. Estos y otros avances dieron origen a la cirugía facorefractiva, que en la actualidad se ha convertido una de las técnicas más utilizadas para la corrección de los defectos de la visión.


El Doctor Oliveros concedió una entrevista a Franja Ocular sobre algunos de los aspectos más importantes de la cirugía facorefractiva.

Franja Ocular (F.O.): ¿Cuáles son los avances en el campo de la cirugía facorefractiva?


Gabriel Oliveros (G.O.) Existen múltiples avances en la cirugía facorefractiva:


• La aparición de la facoemulsificación que permite practicar la cirugía a través de microincisiones, logrando que la recuperación visual sea muy rápida. Anteriormente para hacer la cirugía de catarata se debían hacer grandes incisiones en el limbo corneoescleral que se cerraban con suturas que inducían astigmatismo residual, la persona quedaba con mala visión y necesitaba gafas para corregirla. En la actualidad estas incisiones son menores a 2 mm y no requieren suturas, no inducen astigmatismo y las personas quedan viendo muy bien.


• La aparición de lentes plegables que se implantan a través de dichas microincisiones con inyectores especiales.


• El advenimiento de los lentes multifocales que permiten corregir todos los defectos visuales con un solo lente: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.


• Los aparatos de medición para predecir el lente intraocular ideal para que la persona quede corregida cerca a la neutralidad: IOL master.


• Últimamente la aparición del láser para cirugía facorefractiva que permite darle todavía una mejor precisión al resultado final de la corrección.

 

F.O. ¿Cuáles son las ventajas de la cirugía facorefractiva?


G.O. La corrección de todos los defectos visuales, en pacientes mayores de 50 años, con un solo procedimiento ambulatorio, indoloro, rápido, seguro y de manera definitiva, para el resto de la vida. Además como se cambia el lente cristalino por un lente artificial, la persona operada nunca desarrollará catarata. También al cambiar un lente grueso que ha ido creciendo naturalmente, por un lente artificial delgado, se mejora la circulación del humor acuoso y disminuye la presión intraocular, lo cual reduce el riesgo de desarrollar glaucoma.

F.O. ¿Cuándo operar?


G.O. Cuando aparece la presbicia, generalmente después de los 50 años, pero si una persona está entre los 45 y 50 años, tiene un defecto refractivo alto para lejos y ahora se añade el problema de cerca, se puede considerar el procedimiento antes de dicha edad.

F.O. ¿Cuáles son las indicaciones y contraindicaciones?


G.O. Indicaciones: toda persona mayor de 50 años que tenga presbicia y algún otro defecto visual asociado, que no quiera usar gafas de lectura o que esté cansado de usar las gafas y que tenga sus ojos sanos. Personas que nunca habían usado gafas anteriormente y que ahora tienen que usar gafas para leer. Personas operadas de la nariz que no toleran las gafas, por cuestión de peso. Personas que pierden permanentemente sus gafas. Personas operadas previamente con láser y que se acostumbraron a no usar gafas y que ahora les apareció la presbicia y no quieren volver a usar gafas.


Contraindicaciones: personas con enfermedades asociadas, especialmente de la mácula como degeneración macular, edema macular diabético, retinopatía diabética, personas con glaucomas no controlados o glaucoma avanzado, personas con cirugías refractivas previas en quienes se corrigieron defectos altos y tienen córneas muy planas o muy curvas.

 

F.O. ¿Cuáles han sido los resultados?


G.O. Mis resultados son muy buenos pues vengo utilizando lentes multifocales desde 1997, año en que salió el primer multifocal Array y toda esta experiencia más el desarrollo tecnológico actual, me ha permitido corregir de una manera segura y sin mayores molestias la presbicia y los defectos visuales asociados en un procedimiento ambulatorio, rápido, indoloro y de recuperación igualmente rápida.

 

F.O. ¿Cuáles han sido las complicaciones principales?


G.O. La molestia principal, que se le debe advertir previamente a todos los pacientes, es que las luces en la noche se ven con destellos los primeros meses y que en la medida en que se va produciendo la adaptación cortical visual con el paso de los meses, dichos reflejos se hacen inconscientes y la persona los va "suprimiendo" y usualmente después de seis meses a un año no los nota o no le molestan. Defectos refractivos residuales: astigmatismo, miopía o hipermetropía que se pueden corregir con láser sobre la córnea pasados unos meses después de la cirugía. Anteriormente los lentes eran bifocales y no tenían visión intermedia, de manera que quedaba molestia para visión al computador, celulares y tabletas.


El desarrollo actual de los lentes ya permite corregir la visión intermedia, de manera que ese ya no es un problema en la actualidad.

F.O. Tipos de lentes utilizados en la cirugía facorefractiva


G.O. Solamente utilizo dos lentes multifocales en la actualidad: Oculentis Mplus X, que es un lente alemán progresivo que permite corregir la visión a todas las distancias en 95% de mis casos. Cuando el poder del lente se sale del rango normal, implanto el AT LISA Tri de la casa Zeiss. También utilizo los lentes tóricos Acrysof de Alcon en pacientes con queratocono mayores de 50 años, dejando algo de miopía residual baja para que el paciente mantenga buena visión a todas las distancias.

F.O. ¿Qué otros factores se deben tener en cuenta?


G.O. Para que la recuperación sea más rápida, practico el procedimiento simultáneamente en ambos ojos y utilizo antibiótico intracameral para evitar riesgo de infecciones. Además, en lentes intraoculares multifocales es importante tener el diámetro pupilar para la selección del lente multifocal a utilizarse.

 



Gabriel Oliveros A., M.D.